Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

EMPLEO DE RECIPIENTES A PRESIÓN: (alimentación de pintura remota con un tanque a presion) Cuatro son las condiciones esenciales para un buen funcionamiento: 1. Punto de disolución adecuado al producto y al resultado que se desee. 2. Pintura tamizada. 3. Mangueras y pistolas limpios. 4. Presión adecuada en el recipiente. Este último punto es el mas delicado y conviene seguir el consejo siguiente: EN CUALQUIER CASO, PARA CUALQUIER PRODUCTO Y CUALQUIER APLICACIÓN es necesario conseguir que el recipiente soporte la presión exacta que permita la alimentación normal de la pistola. Suficiente pero sin exceso, para que la proyección sea perfecta. EL CHORRO DEBE CAER AL MENOS A 20cm DE LA SALIDA DEL PICO. Si trabajan a mayor altura que el suelo, compensen con un incremento de presión. Conviene seguir este orden: Asegurarse a la puesta en funcionamiento de que no hay escapes en las conexiones de la manguera, el cierre de la tapa y en el tornillo de regulación de presión del depósito. Tomar el soplete, derramar producto en un recipiente apretando el gatillo intermitentemente. Cuando se consiga la curva deseada a que hemos aludido mas arriba notar la presión que indica el manómetro y mantenerla aflojando mas o menos el tornillo de regulación de la tapa. El escape de aire comprimido que de este modo se libera, permitirá una salida constante del producto (lo cual no puede obtenerse mediante el clásico sistema de compresor que ocasiona saltos de presión). HAY QUE TOMAR LA PRECAUCIÓN DE CERRAR POR COMPLETO EL TORNILLO MICROMÉTRICO DE REGULACIÓN DE LA AGUJA QUE ABRIRÁN PROGRESIVAMENTE, LO QUE PERMITIRÁ REGULAR CON EXACTITUD LA SALIDA DE LA PISTOLA SEGÚN EL RESULTADO QUE SE DESEE OBTENER. Insistimos en que la presión se regulara según la viscosidad del producto. Para ciertos esmaltes muy diluidos bastarán 0,5 Kg/cm2, como también así productos pastosos, como los insonorizantes, requerirán que se mantenga la presión a 6 Kg/cm2 Tenga cuidado al volver a llenar el depósito, de quitar antes la presión, y de apoyar la tapa del tanque al revés para evitar que el tubo sumergido toque el suelo adhiriendo suciedad que acabaría por obturar el pico. Lo que se ha dicho respecto a los recipientes a presión por compresor se adecua asimismo al recipiente de bomba. Es preciso, sin embargo, para mantener constante la salida durante toda la evacuación del producto, comenzar con un chorro de 40cm y regular cuidadosamente la presión antes de empezar, como se ha indicado más arriba.

EMPLEO DE RECIPIENTES A PRESIÓN: (alimentación de pintura remota con un tanque a presion) Cuatro son las condiciones esenciales para un buen funcionamiento: 1. Punto de disolución adecuado al producto y al resultado que se desee. 2. Pintura tamizada. 3. Mangueras y pistolas limpios. 4. Presión adecuada en el recipiente. Este último punto es el mas delicado y conviene seguir el consejo siguiente: EN CUALQUIER CASO, PARA CUALQUIER PRODUCTO Y CUALQUIER APLICACIÓN es necesario conseguir que el recipiente soporte la presión exacta que permita la alimentación normal de la pistola. Suficiente pero sin exceso, para que la proyección sea perfecta. EL CHORRO DEBE CAER AL MENOS A 20cm DE LA SALIDA DEL PICO. Si trabajan a mayor altura que el suelo, compensen con un incremento de presión. Conviene seguir este orden: Asegurarse a la puesta en funcionamiento de que no hay escapes en las conexiones de la manguera, el cierre de la tapa y en el tornillo de regulación de presión del depósito. Tomar el soplete, derramar producto en un recipiente apretando el gatillo intermitentemente. Cuando se consiga la curva deseada a que hemos aludido mas arriba notar la presión que indica el manómetro y mantenerla aflojando mas o menos el tornillo de regulación de la tapa. El escape de aire comprimido que de este modo se libera, permitirá una salida constante del producto (lo cual no puede obtenerse mediante el clásico sistema de compresor que ocasiona saltos de presión). HAY QUE TOMAR LA PRECAUCIÓN DE CERRAR POR COMPLETO EL TORNILLO MICROMÉTRICO DE REGULACIÓN DE LA AGUJA QUE ABRIRÁN PROGRESIVAMENTE, LO QUE PERMITIRÁ REGULAR CON EXACTITUD LA SALIDA DE LA PISTOLA SEGÚN EL RESULTADO QUE SE DESEE OBTENER. Insistimos en que la presión se regulara según la viscosidad del producto. Para ciertos esmaltes muy diluidos bastarán 0,5 Kg/cm2, como también así productos pastosos, como los insonorizantes, requerirán que se mantenga la presión a 6 Kg/cm2 Tenga cuidado al volver a llenar el depósito, de quitar antes la presión, y de apoyar la tapa del tanque al revés para evitar que el tubo sumergido toque el suelo adhiriendo suciedad que acabaría por obturar el pico. Lo que se ha dicho respecto a los recipientes a presión por compresor se adecua asimismo al recipiente de bomba. Es preciso, sin embargo, para mantener constante la salida durante toda la evacuación del producto, comenzar con un chorro de 40cm y regular cuidadosamente la presión antes de empezar, como se ha indicado más arriba.

Compartir este post

Repost 0